Mantenimiento de las carillas: Una guía completa

Mantenimiento de las carillas: Una guía completa

Disponer de una guía completa para el mantenimiento de las carillas es crucial para alargar su vida y mejorar su salud. Después de que su médico le coloque las carillas, le aconsejará que tome ciertas medidas con carácter preventivo para protegerlas de posibles daños. Todo lo que tiene que hacer es prestar más atención a sus hábitos de higiene dental para la protección de sus nuevas carillas de porcelana laminada.

Si se cuidan adecuadamente, las carillas de porcelana pueden durar casi 10 años o más. Aunque las carillas de composite pueden desgastarse más rápido, también pueden durar al menos 5 años con un cuidado dental constante Cambios sencillos como elegir una pasta de dientes menos abrasiva o invertir en un cepillo de dientes de cerdas suaves pueden ser de gran ayuda.

Sus hábitos alimenticios y el estilo de vida en general también pueden ser responsables de la decoloración de sus carillas, así que tenga cuidado con ciertos alimentos que inducen a las manchas. Compartiremos con usted los alimentos que debe consumir menos para la longevidad de sus carillas.

¿Las carillas necesitan mantenimiento?

No hay una regla fija para el mantenimiento de las carillas, pero los dentistas aconsejan revisarlas y limpiarlas al menos cada 6 meses. El estado de sus carillas tiene mucho que ver con su higiene dental y sus hábitos de vida. Si el cepillado regular, el uso del hilo dental y las revisiones dentales periódicas forman parte de su rutina, el mantenimiento de las carillas no será tan difícil.

Los tratamientos profesionales de limpieza y abrillantado pueden ayudar a mejorar el tono y el brillo de sus carillas. El objetivo principal es tener una sonrisa de color uniforme en lugar de una sonrisa desajustada.

Las dos variedades de carillas más populares son la porcelana y la resina compuesta. Ambas tienen funciones similares pero diferentes niveles de durabilidad y duración. Por lo general, las carillas dentales de porcelana pueden durar al menos de 5 a 10 años si se cuidan adecuadamente. Las carillas de composite también pueden durar al menos 5 años si se sigue un plan de higiene dental constante.

A continuación, le indicamos algunas formas sencillas de alargar la vida de sus carillas, de las que hablaremos en detalle más adelante en el artículo:

  • Buena higiene bucal
  • Dígale no a los alimentos duros o masticables
  • Evite tomar alimentos y bebidas que provoquen manchas
  • Cepillarse y enjuagarse regularmente
  • Invierta en un protector bucal o de mordida
  • Cambie su cepillo de dientes
  • No consuma productos dentales abrasivos
  • Evite los tratamientos en casa
Mantenimiento de las carillas ¿Cómo cuidar las carillas?

¿Cómo cuidar las carillas?

Una vez colocadas las carillas, el cuidado posterior y el mantenimiento dependen totalmente de usted. Sus hábitos cotidianos de higiene bucal y su elección de alimentos pueden tener efectos drásticos en la longevidad de sus carillas. Vamos a enumerar una lista de consejos que puede seguir para dar una vida larga y saludable a sus carillas:

Buena higiene bucal

Una vez colocadas las carillas, hay que tener mucho cuidado y precaución. Los dentistas desaconsejan el consumo excesivo de tabaco, alimentos oscuros, bebidas que provoquen manchas como el té o el café, el vino tinto y las bebidas de cola azucaradas.

Después de consumir estos alimentos o bebidas, asegúrese de que se cepilla los dientes y utiliza el hilo dental constantemente. Especialmente después de fumar o consumir bebidas azucaradas, el cepillado puede reducir la acumulación de bacterias. Puede evitar que las carillas se manchen y decoloren aparentemente. Estas prácticas son lo que llamamos medidas preventivas más que la cura real.

Según las investigaciones dentales, la pasta de dientes con bicarbonato de sodio debe evitarse si se tienen carillas. Aunque se sabe que el bicarbonato de sodio es eficaz para limpiar los dientes, puede ser un poco duro para las carillas. Sus carillas pueden desgastarse mucho más rápido si usa bicarbonato de sodio en ellas.

Dígale no a los alimentos duros o masticables

Una de las primeras cosas que debe hacer después de colocarse las carillas es evitar comer alimentos demasiado duros o masticables para tener unos dientes sanos. Esto podría evitar que sus carillas sufran daños importantes como astillamientos, fracturas o roturas. Estos alimentos incluyen el hielo, las frutas y verduras crudas, la carne dura, los confites, etc.

Masticar alimentos duros o pegajosos podría causar eventualmente la pérdida del laminado, la fractura de las carillas o cualquier otro problema estético. También podría irritar las encías circundantes debido a la presión excesiva al masticar alimentos duros. Estos alimentos también pueden entrar en los espacios entre sus dientes carenados, lo que provoca la acumulación de placa y caries. La aparición de la recesión de las encías es otro problema que podría causar problemas a sus carillas.

Evite tomar alimentos y bebidas que provoquen manchas

Al igual que los alimentos duros y masticables son malos para sus carillas, también lo son los alimentos y bebidas que provocan manchas. El vino tinto podría causar manchas notables en sus carillas y dientes naturales que a veces resultan difíciles de eliminar. El té y el café negro también pueden afectar a sus carillas de forma dramática porque pueden causar manchas persistentes. El uso excesivo de estos dos podría causar una decoloración de leve a extrema. Otros alimentos que podrían causar manchas en sus carillas son los arándanos, las remolachas, los cítricos, etc.

Lo mejor que puede hacer es limitar su consumo, incluso eso podría aumentar la vida de sus carillas. Junto con la cafeína, intente reducir el consumo de tabaco si es un fumador cronico. Fumar es un mal hábito que puede llegar a opacar el color y acelerar el proceso de oxidación de las carillas. Esto las hace más débiles con el tiempo y más propensas a las grietas y a la recesión de las encías.

Cepillarse y enjuagarse regularmente

Unos hábitos de cuidado bucal constantes pueden contribuir en gran medida al mantenimiento de las carillas. Lo ideal es cepillarse los dientes con un cepillo de cerdas suaves después de cada comida, sobre todo si se consumen alimentos azucarados. Si no es posible, intente enjuagarse la boca después de la comida para minimizar la acumulación de bacterias. Enjuagarse la boca con Listerine sin alcohol también ayuda a refrescar y limpiar la boca después de la comida. Es la forma más sencilla pero efectiva de maximizar la vida de sus carillas.

Invierta en un protector bucal o de mordida

Después de hacerse las carillas, hay que tomar las medidas adecuadas para protegerlas y para que la sonrisa sea brillante. Protegerlas también incluye el uso de un protector bucal mientras se realiza cualquier tipo de actividad física. Un protector bucal puede evitar que las carillas y los dientes naturales sufran accidentes o lesiones que se producen durante los movimientos vigorosos. Por este motivo, es posible que haya visto a deportistas llevando protectores bucales, ya que garantizan la protección contra los traumatismos repentinos. Puede pedir a su dentista estético un protector bucal y le proporcionará uno adecuado para usted.

Los protectores bucales también pueden ser útiles si usted es un rechinador de dientes habitual, también conocido como bruxismo. Este hábito puede ejercer mucha fuerza sobre los dientes al rechinarlos por la noche. Esto podría fracturar o romper y desalinear sus dientes exponiéndolos a caries y otras enfermedades.

Cambie su cepillo de dientes

Las carillas son propensas a las manchas y líneas en la superficie si no se les da un cuidado especial con los productos adecuados. Las carillas de laminado tienen una superficie sensible y un cepillado brusco puede causar líneas en ellas. Un cepillo de dientes de cerdas suaves puede ser su mejor opción y le ayudará a proteger la superficie de las carillas. Los cepillos de dientes de cerdas suaves también protegen las encías que rodean los dientes recubiertos. Puede encontrar fácilmente muchas opciones en un supermercado, incluyendo productos ecológicos como los cepillos de dientes de bambú. Estos cepillos de dientes tienen cerdas con carbón vegetal que ayudan a limpiar el sarro.

No consuma productos dentales abrasivos

Dado que la superficie de las carillas es bastante sensible, hay que tener un cuidado adecuado para garantizar su longevidad. Evite el uso de productos dentales abrasivos, como la pasta de dientes con demasiado de sodio, ya que pueden provocar manchas y líneas. Resecan el laminado y, con el tiempo, sus carillas se ven opacas y descoloridas. En su lugar, los dentistas recomiendan pastas de dientes no abrasivas a base de gel. De nuevo, puede encontrarlas fácilmente en su supermercado más cercano y para asegurarse pida la aprobación de su dentista.

Evite los tratamientos en casa

Las carillas tienen una superficie sensible, por lo que es mejor no experimentar. Aunque puede tener la tentación de probar tratamientos de caseros como tiras blanqueadoras o remedios herbales como el clavo, el limón o el bicarbonato de sodio. A pesar de que tienen poderes curativos, pueden tener un efecto adverso en sus carillas. Pueden causar manchas y opacar el color de sus carillas. Por lo tanto, le sugerimos que se atenga a los procedimientos dentales profesionales para evitar cualquier tipo de percance.

¿Es caro el mantenimiento de las carillas?

El mantenimiento y la conservación de sus carillas no requieren muchos procedimientos costosos e invasivos. Todo lo que tiene que hacer es estar atento a su salud oral y a sus hábitos de vida. Dicho esto, si usted está en un punto en el que necesita asistencia dental, hay algunos procedimientos simples disponibles para limpiar sus carillas. Los procedimientos más comunes incluyen la limpieza profunda, el raspado y el pulido de los dientes. Estos procedimientos pueden mejorar visiblemente el color de sus carillas, y limpiar la caries dental.

Los precios de la limpieza y el abrillantado de las carillas son muy asequibles. Procedimientos como el raspado y la limpieza o el pulido le costarán entre $50 y $300.

El mantenimiento de las carillas depende en gran medida de su cuidado y de su material. Los materiales totalmente cerámicos como el E-max, el zirconio o la porcelana simple no necesitan costosos procedimientos de cuidado posterior. Sin embargo, si tiene carillas de composite, pueden ser necesarios más cuidados posteriores.

Además, la salud y la vida útil de sus carillas depende de su salud bucal y de su estilo de vida en general. Por ejemplo, si se cepilla los dientes con regularidad y utiliza el hilo dental, hay menos posibilidades de que se produzcan complicaciones con las carillas en el futuro. Si no tiene un cuidado adecuado de la higiene dental, sus carillas podrían desgastarse más rápido.

¿Se pueden blanquear las carillas?

Una de las preguntas más frecuentes es si se pueden blanquear las carillas. La respuesta es que depende de su preferencia personal. Hay muchas maneras de mejorar la apariencia de las carillas. Varios procedimientos dentales como el blanqueamiento, la limpieza y el pulido de los dientes pueden renovar la apariencia de sus carillas, pero pueden no ser 100% efectivos.

El blanqueamiento de sus carillas y la salud general de las mismas depende del trato que les dé a diario. Sus hábitos de higiene dental marcan una gran diferencia en el aspecto de sus carillas. Aclarar, cepillar y usar el hilo dental con regularidad y comer menos alimentos que induzcan a la formación de manchas puede disminuir drásticamente las posibilidades de que las carillas se decoloren o se manchen.

¿Cómo evitar las manchas para tener un buen mantenimiento de las carillas?

El desgaste habitual de los dientes puede dar lugar a manchas y marcas en sus dientes reales. Las carillas se utilizan para ocultar estas imperfecciones y así poder lucir esa bonita sonrisa con confianza.

Después de poner las carillas, los dentistas aconsejan mantener una rutina de cuidado bucal regular para evitar manchas o marcas. Como hemos comentado antes, las resinas compuestas son mucho más propensas a la decoloración y a las manchas. Por lo tanto, es importante tener una rutina de higiene dental adecuada.

Hay algunos hábitos destacados que puede adoptar para minimizar las posibilidades de que aparezcan pequeñas manchas y líneas marrones en sus carillas.

Cepillado suave

Un cepillado brusco puede exponer los tejidos de las encías y exponer las carillas a manchas y marcas. Un movimiento lento y controlado durante el cepillado es importante para evitar que las carillas se dañen.

Puede pedir a su dentista un cepillo de dientes que sea adecuado para usted en este caso. Los cepillos de dientes electrónicos son ideales en esta situación porque proporcionan una velocidad e intensidad automatizadas. Controlar su movimiento es clave aquí porque las maniobras bruscas pueden realmente dañar sus carillas.

Pasta de dientes para pulir las carillas

Una vez que tenga las carillas, es importante cuidar su apariencia. El desgaste natural puede decolorarlas más rápido de lo habitual. Para evitarlo, los médicos aconsejan a los pacientes que inviertan en tipos de pasta de dientes creados especialmente para preservar el color de la carilla. Estas pastas de dientes están hechas para pulir suavemente su carilla y limpiar cualquier acumulación de bacterias. Su rutina de higiene dental tiene que sufrir estos cambios para asegurarse de que está evitando que sus carillas se dañen.

No fumar

Fumar puede ser un verdadero culpable detrás de los dientes descoloridos. Acelera el proceso de pérdida de color y sus carillas se ven opacas mucho más rápido de lo normal. Dejar de fumar puede hacer maravillas por sus carillas y mantendrá el brillo de sus carillas durante más tiempo. Hay muchas formas de intentar dejar de fumar, como la terapia de sustitución de nicotina, las técnicas de meditación o la terapia conductual. Una vez que deje de fumar, cosechará los beneficios resultando en carillas más brillantes y claras.

Visitas dentales frecuentes

La clave para mantener sus carillas es visitar a su dentista con la mayor frecuencia posible. Su dentista evaluará sus carillas y le aconsejará una solución a sus problemas. En caso de decoloración grave, su dentista puede aconsejarle un tratamiento de limpieza profesional. Es un procedimiento estándar que se realiza para limpiar los dientes en general para resolver cualquier problema de decoloración.

¿Cómo se blanquean las carillas?

Técnicamente, las carillas no pueden ser blanqueadas o decoloradas para mejorar su color. Los dentistas suelen desaconsejar los tratamientos tradicionales de blanqueamiento porque no son tan eficaces. En su lugar, aconsejan acudir con frecuencia a las clínicas dentales para realizar una limpieza profesional.

Si cree que sus carillas tienen manchas amarillas o marrones, una limpieza profesional puede ayudar a eliminar el tono desigual. Al mismo tiempo, también se pueden utilizar consejos de cuidado dental en casa para evitar que su carilla se decolore y se manche.

En casos extremos de daños o caries, los dentistas también pueden aconsejar la sustitución de las carillas.

¿Qué hacer si nota manchas en las carillas?

Las manchas en las carillas son bastante comunes, especialmente después de seis meses de su colocación. El desgaste diario de los dientes y los hábitos de vida determinan la rapidez con la que se desgastan las carillas. Si usted tiene una actitud perezosa hacia la higiene oral, las posibilidades de decoloración y manchas en sus carillas son mucho más altas. Sin embargo, si es constante con sus hábitos de cuidado dental, sus carillas durarán más tiempo.

Cuando empiece a notar manchas en sus carillas, lo primero que debe hacer es consultar a su dentista. Tras examinar sus carillas, su dentista decidirá si necesita una limpieza profesional o una sustitución.

En lugar de tratamientos de blanqueamiento, los dentistas aconsejan una limpieza profesional para el mantenimiento de las carillas. Durante este procedimiento, se limpia el sarro y la placa acumulada en sus dientes. Esto mejora el aspecto de sus carillas y limpia sus dientes naturales, además de permitir la uniformidad del color en general.

En casos extremos en los que hay una enorme cantidad de caries, los dentistas aconsejan la sustitución de las carillas. En estos casos, hay una cavidad detrás de la carilla y se necesita un tratamiento de conducto.

¿Se pueden blanquear las carillas en casa para su mantenimiento?

Existen soluciones temporales como las tiras blanqueadoras para limpiar la superficie superior de las carillas. Sin embargo, sólo funcionan temporalmente y los resultados tampoco son tan evidentes. Los tratamientos de blanqueamiento caseros no son recomendados por los dentistas en el caso de las carillas.

Los tratamientos de blanqueamiento no suelen funcionar en las carillas y los dentistas suelen pedir a los pacientes que se centren más en la prevención que en la búsqueda de soluciones rápidas. Sus hábitos de higiene dental y de alimentación determinan la vida útil de sus carillas. Su rutina de cuidado dental debe incluir el cepillado regular con un cepillo de dientes suave, el uso del hilo dental después de comer y las visitas frecuentes al dentista. Espere que sus carillas duren más de lo habitual si sigue una rutina de higiene dental constante.

Referencias

Alothman Y, Bamasoud MS. The Success of Dental Veneers According To Preparation Design and Material Type. Acceso abierto Maced J Med Sci. 2018;6(12):2402-2408. Publicado en 2018 Dic 14.

Willhite C. Dramatic smile makeovers using direct resin veneers. Compend Contin Educ Dent. 1997;18(7):646-657.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× How can I help you?