Por qué se despegan las carillas: 9 posibles razones explicadas en detalle

Aunque se supone que las carillas permanentes duran al menos 10 años antes de ser reemplazadas por nuevas carillas, a veces los pacientes podrían experimentar su caída mucho antes, lo que no es normal. La pregunta principal aquí es “¿por qué se caen las carillas?”. Normalmente se debe a problemas que afectan a los dientes bajo las carillas, a la calidad de las mismas o a una mala instalación por parte del dentista.

En este artículo nos adentramos en las razones que provocan la caída de las carillas dentales y qué hacer tras este incidente.

Sin más preámbulos, empecemos.

¿Por qué se caen las carillas?

Las carillas dentales están diseñadas para durar mucho tiempo, pero, en raras ocasiones, pueden desprenderse de la superficie del diente y salirse. Las razones varían desde que el paciente no esté tan atento a su salud bucal hasta los problemas por parte del dentista. Conocer las causas puede ayudar a prevenirlas y a tener una sonrisa bonita con la longevidad deseada de las carillas.

En este artículo, hablaremos de 9 razones por las que las carillas de porcelana se desprenden. Las razones son:

  • #1: Tiene carillas anticuadas
  • #2: Sus carillas están dañadas por lo que come
  • #3: Su diente tiene caries
  • #4: Usted puede haber enfrentado una lesión física y un trauma en la cara
  • #5: Puede haber descuidado el cuidado dental
  • #6: Puede tener una anormalidad en la mordida
  • #7: Puede que rechine o apriete los dientes
  • #8: Tiene carillas temporales
  • #9: La negligencia del dentista

Vamos a tener una explicación en detalles para cada número.

#1: Tiene carillas anticuadas

Se espera que las carillas permanentes funcionen correctamente durante al menos 10 años, con informes de personas que afirman que sus carillas de porcelana han durado más de 25 años. A medida que pasa el tiempo, los agentes adhesivos comienzan a aflojarse, lo que finalmente hace que las carillas se caigan. Esto significa que son viejas y deben ser reemplazadas.

#2: Sus carillas están dañadas por lo que come

Los pacientes deben evitar aplicar demasiada presión sobre sus dientes y, en consecuencia, sobre sus carillas dentales por malos hábitos de masticación. Morder cosas duras, como caramelos, hace que las carillas se debiliten y se caigan con mucha frecuencia. Masticar caramelos pegajosos y hielo también provoca daños en sus carillas, siendo esto último peligroso también para sus dientes naturales.

#3: Su diente tiene caries

El deterioro del diente sobre el que se adhiere la carilla es otra razón común. Además de destruir el diente y facilitar la caída de la carilla, la caries puede debilitar la unión química entre la superficie del diente y la carilla, y conduce a su desprendimiento. Antes de instalar las carillas, el dentista debe examinar adecuadamente la cavidad bucal para detectar caries o enfermedades de las encías.

#4: Usted puede haber enfrentado una lesión física y un trauma en la cara

Un traumatismo directo o contundente en la cara puede dañar la estructura del diente, dislocarlo y provocar el desprendimiento de las carillas dentales en su superficie. Las personas con trabajos dentales cosméticos como las carillas deben usar un protector bucal durante los deportes de contacto que tienen altas posibilidades de lesiones faciales y físicas.

#5: Puede haber descuidado el cuidado dental

Sin duda, el cuidado dental adecuado juega un papel crucial en la salud oral y dental, mejorando los resultados de un procedimiento dental cosmético y la longevidad de las carillas cosméticas. Los enfoques inadecuados del cuidado dental provocan el fracaso de las carillas, algunos de los cuales mencionamos aquí:

Mala higiene bucal

No seguir las normas de cuidado de la cavidad bucal puede acabar en caries, que es una razón importante para la caída de las carillas.

Productos de cuidado dental inadecuados

Los productos de cuidado bucal que contienen alcohol pueden dañar las carillas de porcelana y deben evitarse. El alcohol ablanda los agentes adhesivos y afloja las carillas de porcelana adheridas a la superficie del diente. Estudios recientes han demostrado que el uso prolongado de enjuagues bucales que contienen alcohol puede afectar al grosor de las carillas y, por tanto, a su caída. (1)

Otra pregunta frecuente que hacen los pacientes a sus dentistas es “¿podría el Listerine hacer que se desprendan las carillas?”. La respuesta a esta pregunta es sí, ya que es un enjuague bucal con alcohol que puede destruir los agentes adhesivos. Sin embargo, hay enjuagues bucales de Listerine sin alcohol que podrían ser útiles. Le recomendamos encarecidamente que consulte a su dentista sobre el uso de este producto.

El uso del cepillo de dientes adecuado con una pasta dentífrica no abrasiva también desempeña un papel importante. Cepillarse con un cepillo de dientes que tenga cerdas duras es perjudicial para las carillas de los dientes, las debilita y facilita su caída.

#6: Puede tener una anormalidad en la mordida

Los dientes de los maxilares superior e inferior deben estar alineados para distribuir uniformemente la fuerza de mordida. Si los dientes de las arcadas dentales superior e inferior no se encuentran perfectamente alineados se produce una mordida anormal. También se denomina maloclusión y tiene muchos tipos como sobremordida, submordida, mordida cruzada.

La presencia de cualquier tipo de anomalía en la mordida aumenta las posibilidades de desprendimiento de las carillas debido a la distribución desequilibrada de la presión sobre los dientes.

#7: Es posible que rechine o apriete los dientes

El rechinar de dientes, o bruxismo, ya sea por razones físicas o psicológicas, durante el día, la noche o ambos, puede dejarlos astillados, rotos o desprendidos de las carillas. El rechinar y apretar los dientes de forma continua y regular impone más fuerza a las carillas de la que pueden soportar, provocando su desprendimiento.

#8: Tiene carillas temporales

¿Las carillas temporales se desprenden? Las carillas temporales no están pensadas para durar mucho tiempo, ya que se instalan sólo para ser sustituidas por las permanentes una vez que estén listas. Las carillas temporales duran aproximadamente una semana y pueden desprenderse durante este periodo, ya que no están fuertemente adheridas. Sin embargo, al elegir el dentista adecuado puede estar seguro de que incluso sus carillas dentales temporales no se caerán fácilmente.

#9: La negligencia del dentista

La forma en que el dentista estético aplica las carillas puede determinar su estabilidad y duración. Una negligencia durante el procedimiento puede hacer que las carillas permanentes duren poco. Los errores que puede cometer un dentista son:

Preparación agresiva

Al preparar el diente, el dentista elimina una capa de esmalte tan fina como menos de un milímetro. Una preparación excesiva del diente da lugar a carillas sueltas que no pueden adherirse correctamente a la superficie del diente y acabarán desprendiéndose.

Proceso de adhesión

Durante el proceso de adhesión, hay muchos factores que pueden contribuir a que las carillas se debiliten y se caigan. El dentista debe aplicar el material adhesivo adecuado en cantidades suficientes. Utilizar la técnica de adhesión adecuada, que decide el dentista para cada persona, y dedicar el tiempo suficiente a la adhesión de las carillas puede evitar que se aflojen y se caigan.

Ignorar cualquier condición preexistente

Al igual que cualquier otro procedimiento de odontología estética, antes de planificar un tratamiento el dentista debe realizar un examen dental completo. Debe comprobar la existencia de posibles problemas dentales y bucales preexistentes. Por ejemplo: enfermedades de las encías, caries, desalineación de los dientes o dientes rotos. Dejar cualquiera de estas condiciones sin tratar antes de ponerse las carillas permanentes conduce a una mala adhesión y a que se desprendan antes de lo esperado.

¿Qué hacer cuando se desprenden las carillas?

En caso de que las carillas se desprendan, los pacientes no deben intentar volver a colocarlas ellos mismos. Las carillas son materiales sensibles que pueden dañarse fácilmente cuando se realiza un trabajo poco profesional. ¿Qué hacer entonces?

Recoger todas las piezas

Lo primero que debe hacer es poner todos los trozos caídos en una caja o recipiente pequeño. Así las protegerás de daños mayores.

Llame a su dentista

El desprendimiento de las carillas se considera una emergencia dental. Una vez que se caiga una carilla, debe ponerse inmediatamente en contacto con su dentista y concertar una cita. En la consulta, el dentista examinará detenidamente la carilla para ver si es posible volver a colocarla o si se requiere una nueva carilla. Si la misma carilla es aplicable, el dentista la evaluará con precisión y la volverá a colocar con el agente adhesivo correcto. Se espera que esta carilla dure mucho tiempo antes de ser sustituida por otras nuevas.

× How can I help you?