¿Los dentistas en Turquía son buenos? ¿Se puede confiar en ellos y por qué?

¿Los dentistas en Turquía son buenos? ¿Se puede confiar en ellos y por qué?

Si está considerando la posibilidad de someterse a un tratamiento dental en Turquía, es posible que se pregunte: «¿Los dentistas de Turquía son buenos?». Turquía es una potencia internacional cuando se trata de realizar procedimientos dentales e implantes dentales. Miles de pacientes acuden cada año a los tratamientos dentales de los dentistas turcos para cambiar su sonrisa. Algunos los prefieren para sus revisiones dentales con el fin de mantener su salud bucodental excelente. La columna vertebral y la mayor fuerza de su multimillonaria industria dental son sus dentistas de renombre mundial. Pero algunos se preguntan por la calidad. ¿Cómo se comparan los dentistas de Turquía con los del resto del mundo en términos de calidad y capacidad? ¿Son tan buenos como los profesionales dentales de otros países? ¿Qué es exactamente lo que les hace tan solicitados en su campo?

Hay algunos puntos clave esenciales para dar una respuesta satisfactoria a esta pregunta. Conozcamos a las personas que están detrás de sus servicios dentales y de odontología estética.

¿Por qué elegir un dentista en Turquía?

Turquía inició el estudio de las ciencias dentales junto con el resto de Europa en los siglos XIX y XX, siguiendo los estándares occidentales, especialmente los de algunos de los países europeos más avanzados. La sociedad posterior a la primera guerra mundial se enfrentó a muchas carencias en el ámbito de la medicina. La cultura de fomento de las ciencias medicinales por parte del gobierno y los ciudadanos se convirtió en la norma durante muchas décadas. Sólo la crème de la crème de las mentes jóvenes iban a estudiar medicina y odontología. Con el tiempo, estas áreas se convirtieron en las más desarrolladas del país. Esto por tener una larga historia, guiada por visionarios en sus campos, y proporcionando una atención excelente.

Educación rigurosa

Sólo los estudiantes que obtienen las mejores notas en sus exámenes pueden acceder a la Facultad de Odontología en Turquía. Esto hace que sea una de las carreras más difíciles de estudiar. La enseñanza de la odontología en Turquía dura cinco años. Los estudiantes comienzan su periodo de aprendizaje práctico en lo que se denomina preclínica en su tercer año. Mientras son supervisados en estas prácticas clínicas, practican las técnicas de tratamiento. Practican en diferentes áreas de especialidad, como la cirugía o la pedodoncia. Pero también el tratamiento de carillas, el tratamiento de conductos, las coronas dentales, etc.

Al final de cada pasantía, los estudiantes deben aprobar un examen. Algunas facultades de odontología obligan a los estudiantes a repetir todo el año inlcuso si no aprueban una sola clase. Tras su graduación en la Facultad de Odontología, los candidatos que deseen ser especialistas tienen que aprobar otro examen estandarizado llamado «DUS». También tienen que realizar una residencia clínica de tres a cuatro años, dependiendo de su área de especialización. Estas especializaciones son necesarias para realizar determinados procedimientos. Por ejemplo, la cirugía de implantes o cualquier procedimiento en el departamento de odontología pediátrica.

Por lo tanto, si pensamos en la parte de la educación de su carrera, es muy rigurosa y pide la excelencia.

Experiencia práctica inigualable

Los dentistas de Turquía adquieren cantidades increíbles de experiencia en poco tiempo. Esto se debe al gran volumen de casos que encuentran. Comienzan su experiencia práctica en su tercer año de universidad, al igual que en muchos otros países europeos. Sin embargo, el número de procedimientos que realizan supera al de otros países europeos. Esto se debe a la cantidad de casos dentales que acoge Turquía. Por eso muchos estudiantes europeos de odontología eligen estudiar en Turquía durante su año de intercambio Erasmus. Tienen la oportunidad de poner en práctica los conocimientos teóricos que tienen.

Por lo tanto, con su experiencia práctica en el campo, junto con su rigurosa educación, el personal dental y los dentistas de Turquía ejercen un cierto nivel de competencia que hace que los pacientes se sientan confiados y seguros en sus habilidades.

¿Los dentistas de Turquía hablan inglés?

Otra forma en que los dentistas de Turquía son buenos para generar confianza es su avanzado nivel de comunicación con sus pacientes. Esto se debe al hecho de que suelen ser bilingües y pueden hablar inglés con fluidez. Cuando no hay necesidad de un intermediario entre el médico y el paciente, los pacientes pueden comunicar sus problemas dentales con mayor claridad y el médico puede guiarlos a través de su procedimiento de tratamiento dental en detalle. Esto hace que la visita a la consulta del dentista sea más agradable en general. Sin embargo, ¿qué ocurre si el paciente y el dentista turco no hablan el mismo idioma? Pues bien, la clínica suele ofrecer un traductor personal al paciente. Por ejemplo, para los turistas dentales que no hablan turco ni inglés.

Nuevos avances y tecnología moderna en odontología

Como pilares de esta gran industria, los dentistas de Turquía tienden a mantenerse al día con la siempre cambiante profesión dental. Las clínicas de calidad de Turquía utilizan tecnología de primer nivel. Algunas de ellas son el escáner 3D/CT, las radiografías digitales y la tecnología de diseño asistido por ordenador/fabricación asistida por ordenador (CAD/CAM), por nombrar algunas. Por lo tanto, estos equipos y materiales de última generación utilizados en Turquía requieren un aprendizaje y una mejora constantes de la práctica.

Las clínicas de Turquía (tanto las normales como las de odontología estética) cumplen las normas profesionales médicas para poder abrir legalmente. Además, siguen las normas de los organismos gubernamentales e independientes para mantener su estatus laboral. La Asociación Dental Turca (TDA) celebra regularmente conferencias internacionales para tratar los nuevos avances y tecnologías en el mundo dental, los estudiantes de ciertas universidades y clínicas de Turquía reciben credenciales de organizaciones de acreditación como la Asociación Dental Americana (ADA) y firman protocolos internacionales para seguir las normas dentales internacionales. Muchos dentistas son miembros de asociaciones internacionales que cumplen las normas establecidas por la OMS y la ADA. Algunas de estas asociaciones son el Equipo Internacional de Implantología (ITI) y el Congreso Internacional de Implantólogos Orales (ICOI).

El factor del turismo de salud

Turquía es un importante competidor en el sector del turismo de salud. Esto no sólo supone un ahorro de costos para el paciente, sino que la clínica debe estar a la altura para poder atender a miles de pacientes de todo el mundo. Esto también significa que los dentistas turcos tienen una variedad de experiencia dentro de los diferentes tipos de tratamientos dentales, experiencia con las diferencias en los hábitos dentales o la estructura de los dientes. Hay muchos dentistas profesionales que se convierten en dentistas especialistas para realizar algunos de los procedimientos y tratamientos estéticos más exigentes y difíciles. Esto le permite a los pacientes internacionales obtener una sonrisa bella y una salud dental perfecta con toda seguridad.

Testimonios de los pacientes sobre los dentistas en Turquía

Quizá la mayor prueba de la excelencia sea el resultado del trabajo en sí. Muchos pacientes que se someten a trabajos dentales realizados por dentistas en Turquía pueden dar testimonio de la calidad de los procedimientos. Con muchos pacientes locales e internacionales que reciben servicios cada año, la confianza en la calidad de estos servicios se demuestra con un buen boca a boca. Esta es probablemente una de las principales razones del crecimiento del sector dental en Turquía.

https://www.youtube.com/watch?v=D6ZD4pM1M5E

Conclusión: ¿Los dentistas en Turquía son buenos?

En resumen, los dentistas de Turquía proceden de una larga tradición de estudios de medicina, y el sector dental está dirigido por los mejores talentos del país. Los dentistas turcos tienen una formación competitiva que se ajusta a los estándares mundiales. Las clínicas dentales de Turquía se rigen por diversos organismos reguladores nacionales e internacionales. Además, los dentistas son miembros de organizaciones locales e internacionales y siguen sus protocolos.

Muchos dentistas de Turquía no suelen tener problemas para abrir clínicas en el extranjero debido a la calidad de su trabajo y a su amplia experiencia profesional. Se mantienen al corriente de los avances técnicos y tecnológicos en el mundo dental para estar al día en sus campos. Y por último, como principal indicador de la calidad de los servicios dentales en Turquía, los testimonios de pacientes satisfechos con los resultados obtenidos demuestran la competencia y la fiabilidad de los dentistas y sus servicios.

Al ser tratado por un dentista profesional acreditado en Turquía, puede estar seguro de recibir un tratamiento de primera clase para una sonrisa hermosa y una salud dental impecable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.