Coronas dentales: una guía completa y sencilla con todo lo que necesita saber

Coronas dentales: una guía completa y sencilla con todo lo que necesita saber!

Capítulo 1: Coronas dentales

Bienvenido a nuestra guía completa sobre coronas dentales. Nuestro dentista, el Dr. Cevahir Taşkın, ha escrito esta guía y la ha dividido en seis partes. Cada parte le ayudará a comprender en detalle un área única de las coronas, desde los precios en promedio hasta lo que debe saber sobre las coronas en Turquía. Aquí empezaremos con toda la información general y en profundidad que necesita saber sobre las coronas. En la siguiente parte de esta guía sobre coronas dentales, hablaremos de los tipos de coronas. Cuando termine todos los capítulos, será un profesional de las coronas y podrá decidir si este tratamiento es bueno para usted y sus necesidades. Siempre creemos que un paciente informado es un paciente feliz. ¡Estamos seguros de que disfrutará de una brillante sonrisa!

Las coronas dentales son un tratamiento odontológico que consiste en la colocación de fundas sobre un diente original que necesita ser cubierto, protegido, restaurado o embellecido. También podemos utilizar las coronas dentales como tratamiento cosmético para conseguir una sonrisa sana y estética. Este tratamiento es irreversible y permanente, ya que es necesario remodelar los dientes para crear espacio para la corona. Además, las coronas dentales son extremadamente duraderas.

¿Qué son las coronas dentales? Una guía de las coronas dentales.

¿Qué son las coronas dentales?

Una corona dental es un tratamiento que se utiliza principalmente cuando los dientes se dañan debido a una lesión, caries, o en un diente débil, diente descolorido, dientes fracturados, en caso de un diente astillado, y otras condiciones médicas. Este tipo de daños se producen a menudo por el paso del tiempo y, a veces, por una mala higiene bucal. Las coronas dentales son fundas que se colocan encima de los dientes, como una corona o un sombrero. Cubren todo el diente y les dan nueva forma, creando protección y cambiando su tamaño, color, estética y apariencia. Este tratamiento ha sido, de hecho, utilizado durante tantos años y se ha desarrollado con nuevos materiales y nuevos procedimientos dentales más avanzados, dejando atrás el oro anestésico y la mayoría de los posibles efectos secundarios.

Muchas personas experimentan un dolor inexplicable por los dientes posteriores rellenados. Esto suele ser causado por grietas en la parte de masticación del diente. Al colocar coronas en estos dientes, notará un alivio del dolor y volverá a tener una función dental completa.

En los dientes delanteros, los empastes más antiguos provocan la debilidad de los dientes o problemas estéticos debido a las manchas y astillas. Además, si se ha sometido a empastes de conducto de canal, puede ponerse coronas encima para evitar que se rompan.

Casi todo el mundo puede recibir una corona dental, sin importar la edad. Están a sólo una visita al dentista. Desde los niños pequeños hasta los ancianos, todos pueden beneficiarse de este tratamiento. Esto hace que las coronas dentales sean universales y uno de los tratamientos más utilizados en odontología.

Corona dental explicada: Una explicación sencilla sobre las coronas Imagine un gorro para tus dientes. Lo cubre todo, es más alto que su cabeza y lo rodea. ¡Eso es exactamente lo que hace una corona y lo que es un procedimiento de corona!

Dato curioso sobre las coronas: las coronas son tan biocompatibles y tan similares a los dientes que tienen la misma capacidad de expandirse o contraerse con los cambios de temperatura. Con la comida y las bebidas calientes sus dientes (y las coronas) se expandirán. Mientras que con los alimentos y bebidas heladas, sus dientes y coronas se contraerán.

¿Quién pueder ser candidato para las coronas dentales?

Las coronas dentales pueden utilizarse por diversas razones, tanto médicas como estéticas, y a menudo son sugeridas por un dentista debido a su durabilidad y eficacia demostrada a lo largo de los años.

Esto es lo que las coronas dentales pueden hacer por usted

  • Cubrir los dientes con empastes grandes y en los que no queda suficiente diente natural
  • Proteger los dientes débiles en caso de rotura o astillado
  • Proteger los dientes con caries
  • Restaurar dientes muy afectados o desgastados
  • Cubrir un implante dental
  • Sustituir un diente roto
  • Cubrir un diente de mal color
  • Mantener un puente dental en su lugar
  • Cubrir dientes tratados con una endodoncia
  • Cubrir decoloraciones y manchas extremas
  • Conseguir una sonrisa más estética para sus dientes normales
  • Conseguir una sonrisa saludable
  • Cubrir un diente mal formado
  • Corregir una mala estética

Su dentista le sugerirá coronas dentales si es necesario y evaluará con usted si este tratamiento es su mejor opción y si es un buen candidato. ¡Le garantizamos una sonrisa hermosa!

¿Quién puede ponerse carillas?

¿Hay un límite de edad para las coronas?

No, no hay límite para las coronas dentales. Tampoco hay una edad mínima para hacerse una corona dental, simplemente basta con que un diente esté lo suficientemente dañado por caries, demasiado desgaste o simplemente esté roto. Desde los niños más pequeños hasta las personas mayores, todo el mundo puede hacerselas. Los niños se astillan y rompen los dientes con facilidad y tienen caries porque tienen problemas para cepillarse los dientes correctamente. Las personas mayores tienen más caries debido a la edad, pero también tienen dientes más delicados. Así que no importa cuál sea su edad, siempre puede ponerse carillas.

Coronas dentales para niños pequeños

Puede resultar sorprendente, pero las coronas dentales también pueden ser una solución para los niños pequeños. Se suelen aconsejar cuando un diente primario (no de leche) tiene una o más caries grandes, un mal desarrollo o está roto o agrietado. Los estudios demuestran que los niños de 2 a 12 años tienen una caries (como mínimo) en el 42% de los casos. También es importante recordar que los niños suelen romperse los dientes a causa de accidentes. Si los dientes perdidos o muy dañados se ignoran o no se curan, los dientes circundantes podrían desplazarse y quedar torcidos, requiriendo aparatos o alineadores en el futuro.

Coronas dentales para personas mayores

En el caso de las personas mayores, se piensa automáticamente en las prótesis dentales. Pero las dentaduras postizas no son los únicos tratamientos que se pueden hacer cuando se es mayor. Las coronas pueden utilizarse a cualquier edad. Especialmente con la edad, los dientes pueden tener más desgaste, caries o romperse fácilmente. En estos casos, las coronas dentales son la mejor solución. Siempre que haya un diente sobre el que aplicar la corona, puedes ponerse coronas fácilmente a cualquier edad.

Coronas dentales para dientes torcidos

Muchas personas sienten curiosidad por la posibilidad de arreglarse los dientes torcidos con una corona dental. Seamos claros. Las coronas no pueden arreglar los dientes torcidos. No pueden mover los dientes ni actuar como Invisalign o los brackets. Sin embargo, usted puede tener una oportunidad con resultados increíbles mediante el uso de coronas en los dientes torcidos, retraídos, en erupción, o apiñados. La única característica necesaria si quiere coronas en dientes torcidos es que necesita tener los dientes circundantes alineados con el que recibe las coronas. Así tendrá unos dientes sanos con un aspecto perfecto.

Coronas dentales para enderezar los dientes

Las coronas dentales no pueden enderezar los dientes en su totalidad, no son aparatos de ortodoncia ni Invisalign ni brackets. Sin embargo, pueden cubrir la parte del diente que es visible y arreglar casos menores de dientes desalineados, creando la apariencia de dientes rectos y alineados. Esta puede ser una buena solución si sólo una pequeña parte de tus dientes está desalineada y necesitas una solución estética para eso.

Coronas dentales para el bruxismo

El bruxismo hace que usted apriete los dientes con frecuencia y severamente. Esto da una inmensa tensión a sus dientes y pueden agrietarse o romperse debido a la presión. Las coronas son una buena opción si tiene daños causados por el bruxismo, y pueden estabilizar el diente o los dientes con rotura. Las coronas de buena calidad pueden soportar la presión del bruxismo. Pero, podría ser una buena idea para que usted maneje este problema y use un protector bucal por la noche para proteger tanto sus dientes como las coronas.

¿Cuándo no se pueden utilizar las coronas?

Las coronas dentales son prácticamente universales, pero hay algunos casos que requieren una solución diferente. No se pueden poner coronas dentales si:

  • Alergia a la anestesia:si no puede soportar la anestesia o es alérgico a los tipos utilizados, no puede hacerse este tratamiento. Sin embargo, se pueden utilizar otros tipos de anestesia. Debe consultarlo con su dentista.
  • Afecciones graves: si ha sufrido un derrame cerebral recientemente o padece enfermedades y problemas cardíacos graves, debe abstenerse de este tipo de tratamiento. Otra opción podría ser que su cardiólogo le examine y le pregunte si las coronas dentales son una buena opción para usted.
  • Otros tratamientos disponibles:las coronas tradicionales pueden no ser la opción perfecta para usted. Su dentista puede sugerirle tratamientos que requieran una preparación menos extensa, como onlay, incrustaciones, carillas, empastes.
  • Pérdida de dientes:si le falta la estructura natural del diente, no es un candidato para una corona. Es posible que necesite una alternativa a las coronas como una opción de diente artificial, un implante dental por ejemplo. No es posible tener coronas en los dientes perdidos, ya que se adhieren a los dientes.

Antes de descartar las coronas completas, pongase en contacto con nosotros y te propondremos el mejor tratamiento para tus necesidades.

¿Las coronas dentales son permanentes?

Antes de someterse a cualquier tratamiento dental es importante entender todos los detalles. Tomar la decisión correcta para usted significa saber exactamente lo que está recibiendo y lo que esto conlleva.

Las coronas dentales son permanentes y, una vez que las reciba, no podrá estar sin ellas. Si una corona se rompe, se agrieta o se desgasta demasiado, hay que sustituirla.

Ventajas y desventajas de las coronas dentales

Las coronas dentales son uno de los tratamientos dentales más utilizados y realizados. TSe utilizan tanto como tratamiento restaurador como para procedimientos cosméticos. Esto se debe a que tiene muchas ventajas y, gracias a las tecnologías avanzadas, sólo unos pocos contras.

Veamos algunos beneficios de las coronas dentales:

  • Pueden salvar un diente muy dañado sin necesidad de extraerlo
  • No son extremadamente caras
  • Son extremadamente duraderas
  • Protegen tus dientes para siempre
  • Enderezan sus dientes
  • Dan una estética superior
  • Son muy versátiles
  • Pueden utilizarse en dientes muertos
  • Corrigen la decoloración extrema de forma permanente sin necesidad de blanqueamiento constante
  • Mejoran la estética de sus dientes
  • Eficacia probada
  • Las hay en materiales hipoalergénicos

Como en todo procedimiento, hay algunas desventajas relacionadas con las coronas dentales. Conocer los contras de las coronas es útil para hacer una elección consciente. Algunos de los principales contras a tener en cuenta al considerar las coronas son:

  • El tratamiento es permanente e irreversible debido al limado del diente.
  • Puede haber molestias después del procedimiento, con algún dolor temporal.
  • Puede experimentar cierta sensibilidad dental, especialmente al frío y al calor.
  • Puede haber problemas al morder y puede ser debido a una corona mal ajustada.
  • Pueden astillarse, sobre todo las de materiales más blandos.
  • El cemento puede desprenderse, permitiendo que haya bacterias debajo de la corona. Esto puede crear caries.
  • Puede haber una reacción alérgica a la porcelana o al metal.
  • Las coronas no son eternas y pueden necesitar ser reemplazadas después de 10-15 años.
  • Si no las cuida bien, pueden necesitar ser reemplazadas antes.

¿Cómo se ven las coronas dentales y qué hace ver a las coronas dentales naturales?

Las coronas dentales tienen realmente el aspecto de una corona que cubre su diente natural. Parecen una tapa sobre los dientes, cubriéndolos por completo. Se extiende por completo alrededor de los dientes. No podrá notar la diferencia entre los dientes que le rodean (los naturales) y las coronas dentales. Esto requiere un dentista con talento y habilidad para conseguir un trabajo natural. Un médico con experiencia sabrá adaptar sus dientes a la perfección, desde la forma hasta el color, para que nadie note la diferencia.

¿Las coronas dañaran mis dientes?

Sus dientes se limarán y quedarán así para siempre. Además, las coronas mal ajustadas pueden desgastar los dientes adyacentes y crear sensibilidad (dientes sensibles y partes sensibles alrededor de la corona) o daños. Por favor, póngase en contacto con su dentista si siente molestias continuas. Las coronas dentales también pueden destruir otros dientes si la corona es demasiado abrasiva. Puede desgastar los dientes circundantes u opuestos, provocando sensibilidad o incluso daños. Informe de inmediato a su dentista si siente algún dolor o molestia en torno a su corona.

Un profesional sanitario cualificado sabrá cómo instalar las coronas perfectas para satisfacer sus preferencias y necesidades personales.

¿Es una corona dental una endodoncia?

No. Una corona es una tapa o sombrero en la parte superior de sus dientes. Una endodoncia es un tratamiento para eliminar la pulpa y los nervios infectados o afectados de sus dientes, seguido de empastes. Una endodoncia puede realizarse antes de la instalación de una corona en caso de que la pulpa o los nervios estén dañados.

¿La corona dental es segura?

Sí. El tratamiento con corona dental es seguro, pero puede haber algunos efectos secundarios o complicaciones. Un médico experimentado puede decirle si es un buen candidato para las coronas dentales y cómo evitar complicaciones. Un equipo cualificado sabrá cómo llevar a cabo un procedimiento perfecto.

¿Quién inventó las coronas dentales?

Las coronas dentales son probablemente el primer tratamiento odontológico descubierto. No se remontan a decenas de años ni a cientos, sino a miles. Sí, miles. Profundicemos en la historia de las coronas dentales:

Las primeras coronas dentales: 2000 a.C.

En la isla de Luzón, en Filipinas, se encontró un esqueleto de hace 4000 años con fundas de oro en sus dientes. Se trataba de un tratamiento dental reservado sólo a los más ricos, por supuesto. Además, en el año 200 d.C., la población etrusca utilizaba muchos materiales tanto para los puentes como para las coronas. Uno de estos materiales era el oro. Sí, ¡las coronas de oro se utilizaban hace 4000 años!

Esto continuó durante unos 1500 años más y fue el estándar de oro en los procedimientos de odontología.

Coronas dentales de cerámica: 1800’s

Durante la década de 1800 las coronas dentales de cerámica surgen con la “corona tipo chaqueta”. La “corona tipo chaqueta” fue creada por Charles H. Land y fue desarrollada a partir de la cerámica. E.B. Paulding trabajó en las coronas tipo jacket, mejorándolas, y las introdujo en el mercado a principios de 1900 hasta los años 50. Este tipo de corona se agrietaba fácilmente durante la creación y el desgaste, lo que las hacía poco duraderas.

El Dr. Charles Land introdujo las coronas tipo jacket totalmente de porcelana en 1903. Estas son las más parecidas a las que utilizamos hoy en día.

Coronas de porcelana fundida sobre metal (PFM): años 50

Las coronas de porcelana eran el mejor y más novedoso tipo de corona hasta que apareció la porcelana fundida sobre metal. Eran extremadamente frágiles, mientras que las coronas de PFTM eran más duraderas. Mientras que la porcelana de la capa exterior permitía un bello resultado estético, el metal del interior les permite durar mucho tiempo.

 

 

Lynch CD, Hale R, Chestnutt IG, Wilson NHF. Reasons for placement and replacement of crowns in general dental practice. Br Dent J. 2018;225(3):229-234. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30095124/

Lei YC. Zhonghua Kou Qiang Yi Xue Za Zhi. 1991;26(6):329-388. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/1820237/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× How can I help you?