Carillas vs. Brackets: ¿Cuál es la mejor opción y qué elegir?

Cuando se trata de Carillas vs Brackets o Frenos dentales, debemos comenzar diciendo que ambos son diferentes opciones de tratamiento de odontología utilizados para mejorar su sonrisa. Los aparatos dentales convencionales son herramientas de ortodoncia que tratan problemas estructurales como la desalineación dental que puede incluir mordida, dientes y mandíbula desalineada. Las carillas dentales corrigen el aspecto superficial de los dientes sin interferir en la alineación natural. Así, mientras que las carillas son estéticas, los aparatos o frenos dentales son correctivos.

En este artículo, aprenderá sobre las carillas y los aparatos dentales y sus diferencias en distintos problemas dentales, comparará las carillas y los aparatos dentales y descubrirá cuál es la mejor opción de tratamiento en determinados casos.

¿Para qué sirven los brackets dentales?

Los brackets dentales tratan maloclusiones como la submordida, la sobremordida o la mordida cruzada. También corrigen los espacios entre los dientes, los problemas de mordida, los dientes apilados y otros problemas dentales.

Los frenos dentales son aparatos para el tratamiento estructural de la mandíbula de forma no invasiva. Suelen necesitar un periodo de tiempo antes de poder obtener resultados significativos. El tiempo promedio de tratamiento depende de cada paciente y de su tratamiento específico, y suele durar entre 1 y 3 años.

Los aparatos tradicionales son brackets o frenos metálicos pegados a la superficie de los dientes delanteros. Un adhesivo une los dientes y el bracket e incluyen un arco de alambre para permitir y guiar el movimiento de los dientes. También existen otras opciones para tratar este problema como Invisalign, los brackets de cerámica y los linguales. Sin embargo, a pesar de las otras opciones disponibles para los tratamientos de alineación, los brackets convencionales siguen siendo el tratamiento de ortodoncia más popular para la desalineación en la mayoría de los casos.

¿Para qué se utilizan las carillas?

Las carillas son una opción de odontología cosmética para tratar problemas como dientes descoloridos, dientes astillados, dientes deformes y arreglar la apariencia de pequeños espacios entre los dientes, etc.

Las carillas son un procedimiento mínimamente invasivo, ya que requieren la eliminación de parte de su esmalte dental natural para que las carillas permanentes se adhieran a la superficie de sus dientes naturales. Suelen ser como conchas de porcelana o de composite. Se asientan sobre sus dientes naturales y pueden durar hasta 10 o 15 años, dependiendo del desgaste.

Siempre y cuando los cuide bien, lo que no significa hacer nada extra aparte de su régimen regular de higiene oral, requieren una atención mínima.

Carillas vs. Brackets: ¿Cuál de los dos debería usar?

La respuesta a las carillas versus los brackets se reduce exactamente a por qué quiere o necesita carilla o brackets. Para elegir entre las carillas y los aparatos de ortodoncia como opciones de tratamiento, primero debe consultar con su dentista e identificar los principales problemas dentales que tiene. Por ejemplo, si tiene algún problema grave de alineación, es mejor tratarlo lo antes posible porque los problemas de alineación, si no se tratan, pueden provocar problemas graves que pueden afectar a otras partes del cuerpo. Por ejemplo, dolores de cabeza por tensión, dolor de cuello, enfermedades de las encías, dientes flojos y pérdida de dientes.

En este caso, no aconsejamos utilizar carillas. Porque las carillas no arreglan ningún problema de alineación; son un tratamiento de odontología estética, no una opción de tratamiento estructural necesaria para sus necesidades. Por lo tanto, si usted quiere arreglar un problema de alineación severo, debe ir con una opción de tratamiento estructural como los aparatos de ortodoncia o brackets. Sin embargo, si está considerando las carillas por una razón estética, por ejemplo pequeños espacios entre los dientes, son su mejor opción. Echemos un vistazo a la tabla de abajo. Tendrá una idea rápida de las diferencias entre las carillas y los brackets en términos de uso.

Opción de tratamientoRestricciones alimentariasMantenimientoMolestias EstéticaDuración del tratamiento
OrtodonciaSí, bastantesLimpieza minuciosa después de las comidasPuede tener un aspecto desagradableVarios años
CarillasSí, un pocoHigiene bucal normalSólo unas semanasAspecto estético2 sesiones

Es importante tener en cuenta que, aunque es un procedimiento irreversible, las carillas no duran toda la vida. Es posible que tenga que cambiar o reparar sus carillas en unos 10 años.

Los aparatos de ortodoncia requieren un largo tiempo de tratamiento y, después de quitarse los aparatos, es posible que tenga que seguir usando retenedores durante unos años después del tratamiento propiamente dicho. Pero después de que este proceso termine, sus resultados probablemente le durarán toda la vida.

Carillas después de la ortodoncia

Si se pregunta si es posible hacerse carillas después de la ortodoncia, la respuesta es ¡sí!. De hecho, a veces si usted tiene múltiples problemas dentales para abordar. Tanto las carillas como los brackets se recomiendan en el plan de tratamiento dental.

Si el grado de desalineación de su mandíbula es considerable, o tiene los dientes apilados, su dentista puede sugerirle que lleve algún tipo de ortodoncia durante un periodo de tiempo para arreglar primero sus problemas de alineación y estructurales. Luego si quiere puede enfocarse en arreglar el aspecto de la forma, el tamaño o el color de sus dientes, y ponerse carillas dentales.

Digamos que ya ha solucionado sus problemas dentales estructurales. Las carillas dentales pueden ayudarle a mejorar los problemas más estéticos. Puede conseguir una sonrisa más atractiva sobre una base sólida y estable.

¿Cuánto tiempo tengo que esperar después de la ortodoncia para obtener las carillas?

El tiempo que hay que esperar para hacerse las carillas después de la ortodoncia depende de su caso individual. Teóricamente, puede ponerse carillas tan pronto como le quiten los brackets, sin embargo, la mayoría de los dentistas recomiendan esperar un tiempo para dejar que sus encías mejoren y su nueva mordida se asiente un poco antes de ponerse las carillas permanentes.

Conclusión

En general, aunque parezcan procedimientos que pueden solucionar problemas dentales similares, las carillas y los aparatos dentales tratan problemas muy diferentes. Tenga en cuenta que si usted tiene un problema estructural como los dientes desalineados, las carillas no será capaz de arreglarlo.

Aunque tanto las carillas como la ortodoncia dental tienen ventajas y desventajas que pueden ayudarle en su proceso de toma de decisiones, en última instancia el problema dental más urgente que tenga determinará el curso de su tratamiento. Por lo tanto, el paso más importante es consultar a su dentista y juntos identificar el plan de tratamiento correcto para usted.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.